jueves, 14 de diciembre de 2017

Over the Rainbow




“Over the Rainbow”, de Harold Arlen y Yip Harburg,
por el combo de “La jaula de los leones”.

Arreglos y guitarra: Carlos Porta
Voces: Douglas Wright


“Birds fly over the rainbow,
why then, oh why can't I?”



----

Canción: Over the Rainbow


miércoles, 13 de diciembre de 2017

Caminando por el barrio


Caminando por el barrio 

Caminando por el barrio,
esto fue lo que encontré:
¡a Douglas con su guitarra
dibujado en la pared!

Douglas Wright


  
La imagen es de Carlos Porta,
el arreglador y guitarrista
del combo de “La jaula de los leones”.


martes, 12 de diciembre de 2017

Un “árbol invitable”




Un “árbol invitable”
(—por decirlo de algún modo—)


Están los árboles fijos,
esos del plantel estable,
y también hay un lugar
—por decirlo de algún modo—
para un “árbol invitable”.

De vez en cuando, yo soy
ese árbol invitado,
sentado, aquí, en este banco
—por decirlo de algún modo—
para ese fin reservado.

Yo soy un árbol que anda,
como un árbol de visita,
entre los árboles fijos,
esos del plantel estable
que me reciben callados
—por decirlo de algún modo—
cuando yo acudo a la cita.


Douglas Wright



lunes, 11 de diciembre de 2017

Una cúpula de árboles




Una cúpula de árboles


Una cúpula de árboles
por donde se filtra el sol
—una Notre Dame privada,
eso es lo que pienso yo.

Una cúpula de árboles
con un vitral Art Nouveau
—un vitral en movimiento
por donde se filtra el sol.

Una cúpula de árboles
por donde se filtra el sol:
un templo hecho de árboles
para la contemplación.


Douglas Wright



viernes, 8 de diciembre de 2017

Tan sólo una ilusión


Tan sólo una ilusión 

Que las cosas son “derechas”
es tan sólo una ilusión;
las cosas van hacia un lado,
las cosas van hacia el otro,
según soplan esos vientos
—ese viento de las ganas
y el de la imaginación.

Las cosas no están “derechas”
—esa es, creo, la cuestión—;
es nuestro ojo el que hace
que se vean derechitas,
con fuga y en perspectiva;
es el ojo de la mente
el que hace la “corrección”. 

Douglas Wright  

Gracias a Alfred Sisley y a Konstantin Korovin
—entre tantos, tantos otros.


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Cuando miro el universo


Cuando miro el universo

Cuando miro el universo
yo veo un grano de arena,
y al mirar la eternidad
yo veo sólo un instante
(tengo mis binoculares
colocados al revés
—lo de adelante hacia atrás,
lo de atrás hacia adelante).

El Viejo Now



Mi mente percibe


Mi mente percibe
(yo no sé por qué) 

Mis ojos observan
lo que no se ve;
mis oídos oyen
lo que está callado;
mi mente percibe,
yo no sé por qué,
aquello que no
se ha manifestado. 

El Viejo Now



lunes, 4 de diciembre de 2017

¿En dónde estará esa caja?


¿En dónde estará esa caja? 

¿En dónde estará esa caja
sin afuera y sin adentro,
más allá de las ideas,
más allá del pensamiento?

¿Y cómo será esa caja
sin adentro y sin afuera,
sin paredes y sin piso,
sin límites ni fronteras?

Quisiera ver esa caja
—digo yo— desencajada,
a veces, llena de todo,
a veces, llena de nada. 

El Viejo Now



Yo estoy “atado” a mi globo


Yo estoy “atado” a mi globo 

Yo estoy “atado” a mi globo,
yo voy donde él me lleve
—planeador, los días de brisa
y paraguas, cuando llueve.

Yo estoy “atado” a mi globo
—mi globo rojo brillante—;
él me lleva hacia arriba,
él me lleva hacia adelante.

Yo estoy “atado” a mi globo,
mi globo está “atado” a mí;
mi globo y yo somos uno
—me parece que es así. 

El Viejo Now



Despertar de la vigilia


Despertar de la vigilia 

Despertar de la vigilia
en la que estamos dormidos
—como en un sueño constante,
como en un sueño continuo. 

El Viejo Now



domingo, 3 de diciembre de 2017

My Favorite Things




“My Favorite Things”, del musical y la película
“The Sound of Music-La Novicia Rebelde”.

Música: Richard Rodgers
Letra: Oscar Hammerstein II

Arreglos y guitarra: Carlos Porta
Voces: Douglas Wright


“…And then I don’t feel
so bad”...


----
Canción: My Favorite Things


sábado, 2 de diciembre de 2017

El horizonte, una línea


El horizonte, una línea 

El horizonte, una línea
entre la tierra y el cielo;
el horizonte, una línea
entre ese cielo y el mar;
el horizonte, una nada
entre dos todos inmensos
—un lugar inexistente,
como un lugar irreal—
donde poder, con los ojos,
donde poder, con la mente,
por un rato, divagar. 

Douglas Wright